Wing Tsun Espiritual: 

El arte del dominio interior

 

Las aplicaciones marciales del trabajo interior se desarrollaron en dos etapas distintas en la historia china: la primera, antes de la llegada a China del monje budista Ta Mo (Bodhidharma), proveniente de la india ,en la que sólo se aplicaban los aspectos físicos externos del Chi-kung en las artes marciales. Y la segunda, después de que Ta Mo enseñara a los monjes chinos cómo integrar los ejercicios físicos en sus prácticas de meditación y a los artistas marciales cómo potenciar sus destrezas físicas con el cultivo espiritual, unificando de esta forma la parte marcial y de meditación, obteniendo con ello un trabajo completo.

 

La práctica interna se define como aquellos ejercicios de pranayama (enegía corporal interna y externa) que tienen como objetivo el gobierno de la mente sobre la energía, ejercitando los organos internos para potenciar la salud, la vitalidad y cultivar el espiritu,  y para fortalecer y coordinar el cuerpo de la misma manera que para desarrollar la destreza en el combate. En niveles avanzados engloba la esfera de la mente y del espíritu consiguiendo la realización espiritual, sin olvidar que el trabajo paralelo a éste es el trabajo externo del WT y viceversa. Al igual que en Tao es como el ying y yang una parte no puede existir sin la otra, de otra forma sólo se estaría ante un desequilibrio de los dos principìos. 

 

En la práctica del Wing Tsun Interno tratamos que las emociones no influyan en nuestro entrenamiento, con el fin de encontrar la Unidad. De hecho, es lo que debe perseguir un practicante de este arte marcial, para dejar fluir la reacción espontánea, sin que intermedie la propia personalidad y, por tanto, las emociones negativas (orgullo, miedo, etc). Es decir, se debe pereseguir estar aquí y ahora.

 

Su práctica se basa en tres principios:

 

- El control de movimiento lento y relajado o rápido y vigoroso

 

- La atención a del pranayama consciente que acompaña el movimiento

 

- El control del pensamiento, que dirige el pranayama (el Qi) hacia el interior del cuerpo. 

 

El objetivo es conseguir la armonía en el movimiento y en  la respiración, centrando nuestra atención simultáneamente en las distintas partes del cuerpo implicadas en la acción que estamos realizando y que sean percibidas globalmente como una Unidad, de forma que el movimiento nunca sea solo mecánico, sino bioenergético.

 

El Wing Tsun es una herramienta completa que busca el desarrollo íntegro de cada uno, y con ese fin trabajamos en Wing Tsun Art School:  hacer mejores personas, capaces de afrontar los problemas cotidianos aplicando los conocimientos del WT a través del entrenamiento con el objetivo de que el alumno vaya superándose cada día más,trabajando en equilibrio todos los aspectos ( interior/exterior), y no sólo como sistema de combate.

 

 

La práctica de este arte marcial también puede ser un medio para avanzar en el camino espiritual. En este sentido, se considera que el Tai Chi o el Chi Kung son formas de meditación en movimiento. Sucede lo mismo con las formas del Wing Tsun, que pueden ser practicadas para vaciar la mente, ejercitar meditación y conectarnos con lo que nos rodea.

 

Los ejercicios de pranayama con movimiento es una práctica que tiene su origen en la medicina tradicional china hace más de 5000 años, al igual que la acupuntura o el masaje, y esto es lo que se llama "trabajo con la energía" o "Chikung". Fueron desarrollados con la finalidad de mantener el cuerpo libre de enfermedades y malestares y aumentar el bienestar y la energía vital. Muchas de las teorías y métodos de entrenamiento basados en estos ejercicios se han mantenido en secreto, y sólo recientemente se han hecho públicos.

 

 

 

 

"Cuando la mente está completamente silenciosa, tanto en los niveles superficiales como en los profundos,

lo desconocido, lo inconmensurable puede revelarse"

Jiddu Krishnamurti

 

 

.

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now